Veebot: El primer robot que te extraerá la sangre



La toma de sangre es uno de los procedimientos más comunes en la medicina y así mismo uno de los más temidos por los pacientes, ya sea por su fobia a las inyecciones o por el temor de hagan una mala toma. Ahora la compañía Veebot pretende automatizar esta acción con el primer robot flebotomista para reducir errores y mejorar la comodidad y la atención de los pacientes.

El uso de la robótica en la medicina comenzó hace casi tres décadas, cuando se utilizó el PUMA 200 para realizar una biopsia cerebral en 1985, utilizando la tomografía computarizada como orientación.

Ahora Veebot una start-up en Mountain View, California, tiene la esperanza de automatizar la toma de sangre mediante la combinación de la robótica con el software de análisis de imágenes. Para utilizar el sistema Veebot, un paciente pone su brazo a través de un arco sobre una mesa acolchada. En el interior del arco, un manguito inflable se estrecha alrededor del brazo que restringe el flujo sanguíneo para detectar fácilmente las venas más adecuadas mediante una luz infrarroja que ilumina la parte interna del codo.

Posteriormente la vena se examina con ultrasonido para confirmar que es lo suficientemente grande y tiene la suficiente sangre a través de ella. Finalmente el robot alinea y realiza la punción, en un proceso que tarda alrededor de un minuto, y lo único que el técnico tiene que hacer es conectar el tubo de ensayo o la bolsa intravenosa apropiada.


Veebot comenzó en 2009, cuando Richard Harris, un estudiante de tercer año en el departamento de ingeniería mecánica de Princeton, estaba tratando de llegar a un tema para un proyecto. Al mismo tiempo, su padre, Stuart Harris, fundador de una empresa que hace contratos de investigación farmacéutica, mencionó que le encantaría ver a alguien que llegara a automatizar la extracción de sangre.

Actualmente la Veebot se encuentra todavía en la fase prototipo pero este ya está a la par con su contraparte humana con alrededor del 83% de los procedimientos exitosos. Sin embargo sus creadores esperan obtener en los siguientes meses más de un 90% de efectividad con el posible financiamiento que permitirán realizar ensayos clínicos.