BlackBerry 9720 es el mejor ejemplo de por qué BlackBerry está en venta



Ayer estallaba una de las tormentas más anunciadas en terreno canadiense: BlackBerry no funciona, no despega, no consigue deshacerse de una constante crisis que la está dejando relegado a un cuarto puesto en el sector móvil. Un cuarto puesto que de poco le sirve a la compañía canadiense, que ha visto cómo poco a poco iba perdiendo la batalla contra la alianza de Microsoft y Nokia. Justo después del revuelo de ayer y la posible venta de la compañía, hoy BlackBerry responde con un nuevo terminal -la BlackBerry 9720- un grito de auxilio que pone de manifiesto que el gigante canadiense va a la deriva, que se le han acabado las ideas.


¿Qué es la BlackBerry 9720? ¿El primer gama baja con BlackBerry 10 del mercado? No. Es un smartphone con teclado QWERTY que sigue los pasos asentados por terminales con el acrónimo Bold, con una pantalla de 2.8 y, sorpresa, BlackBerry OS 7.1. Como lo escuchan. Un terminal económico, seguro, enfocado a mercados emergentes, Europa y América Latina.

BlackBerry 9720 tiene unas especificaciones técnicas humildes, cierto, pero el principal problema de este terminal es, de base, que no es nuevo. No es novedoso, no se diferencia en prácticamente nada con respecto a terminales de hace dos años y sobretodo, incorpora un sistema operativo desfasado, viejo, que pertenece al pasado. BlackBerry 7.1 fue en su día un sistema operativo más que decente, para algunos el mejor, pero hoy poco o nada tiene que ofrecer. Y desde luego, pocas actualizaciones podemos esperar.
La estrategia de Nokia, a tener en cuenta

En realidad, BlackBerry podría aprender mucho de Nokia, quién ya ha pasado por el mismo calvario que está pasando ahora mismo la compañía canadiense. Los finlandeses, en lugar de relanzar viejos productos en mercados emergentes, se esforzaron por crear algo nuevo, atractivo y barato. Fruto de aquello nacieron los terminales Asha, que poco o nada tienen que envidiar a la BlackBerry 9720 y que, desde luego, son más baratos.

Nokia le está ganando la batalla a BlackBerry

Estoy convencido de que el Nokia Asha 501 es más barato de lo que será la BlackBerry 9720 y prueba de ello es que Nokia parece imparable en los mercados emergentes. También en Europa y Estados Unidos parece estar encontrando su sitio. ¿Por sus teléfonos de gama alta? Desde luego que no. Más bien por saber diversificar su gama de productos y unificando el sistema operativo. Windows Phone 8 para todos, la misma experiencia en un Nokia Lumia 520 que en un Nokia Lumia 925 a unos precios más que competitivos. Tanto es así que los números hablan por sí solos y Nokia ha doblado su presencia en el mercado europeo en sólo un año.

BlackBerry Q5, lo que fue y lo que debió ser



Inicio de la Blackberry Q5

Teniendo en cuenta la estrategia de Nokia, lo más lógico fue pensar que BlackBerry seguiría sus pasos y que la BlackBerry Q5 sería el BlackBerry ha vuelto a perder la oportunidad de llevar BlackBerry 10 a la gama baja primer teléfono con BlackBerry 10 situado en la gama baja. No fue así y se quedó en una especie de limbo que lo hará pasar sin pena ni gloria: un gama media demasiado caro para aquellos que quieren un smartphone sin pretensiones y demasiado poco atractivo para los early adopters.

El caso es que tras la presentación de la BlackBerry Q5, pensamos que BlackBerry 10 se iría extendiendo de manera escalonada y abriéndose camino hacia la gama baja. Todo parecía apuntar que el próximo terminal de la compañía canadiense iría en este camino. Pero no, de nuevo, otra vez, otra oportunidad perdida en forma de BlackBerry 9720.

Puede que me equivoque y que la BlackBerry 9720 de un respiro a los canadienses pero creo que alejarse de BlackBerry 10 para resucitar viejas glorias no es el camino a seguir. Ni siquiera en los mercados emergentes, tampoco en las gamas bajas. Por eso no me extraña que BlackBerry esté en venta.