Blackberry dejará de fabricar sus propios teléfonos


La compañía se centrará en desarrollar 'software'

La pionera de los smartphones Blackberry dejará de fabricar sus propios teléfonos inteligentes y externalizará la producción, en vista de las continuas pérdidas, anunció hoy el director ejecutivo de la empresa, John Chen.

Un ejemplo de su nueva estrategia es una empresa comunitaria de telecomunicaciones en Indonesia, en la que Blackberry se centrará en le desarrollo del software.

Blackberry marcó el negocio de los smartphones en sus primeros años, pero sus dispositivos se vieron desbancados por aquellos con el sistema operativo de Google, Android, y por los iPhone de Apple. Su cuota de mercado se situó recientemente en sólo el 0,1 por ciento.
Sus últimos teléfonos los fabrica Alcaltel

Chen está dirigiendo ahora la firma hacia el negocio del software y de los servicios para empresas con el objetivo de salir de la zona de pérdidas en el año fiscal en curso.

Blackberry ya había señalado en varias ocasiones su intención de abandonar el negocio del hardware si no salía de los números rojos. Incluso llegó a considerar el abandono de su propio sistema operativo para pasarse a Android.

En el segundo trimestre del año fiscal que terminó en agosto, Blackberry registró pérdidas de 372 millones de dólares (332 millones de euros) frente a un pequeño beneficio de 51 millones de dólares el año anterior. La facturación cayó de 490 a 334 millones de dólares. Los analistas contaban con mayores ingresos, pero aún así el resultado fue mejor a lo esperado. Además la empresa elevó sus perspectivas de negocio para el año siguiente.

"Alcanzaremos con nuestra estrategia un punto de inflexión", pronosticó Chen. En el segundo trimestre el volumen de ventas de software se duplicó en comparación con el primero. "Nuestra base financiera es sólida y hemos puesto rumbo al sector de los software".

También los inversores reaccionaron de forma positiva con un aumento de las acciones en el comercio prebursátil. Sin embargo, desde principios de año perdieron un 15 por ciento de su valor.

Blackberry también anunció que el director financiero, James Yersh, abandonará la empresa el 31 de octubre por "motivos personales". Su sucesor será Steven Capelli, de la filial de SAP Sybase, con más de 25 años de experiencia en el sector del software y de la tecnología, que comenzará a trabajar el 1 de octubre.