En Francia prohíben responder correos electrónicos laborales después de la jornada

Un nuevo acuerdo entre empleadores y sindicados de Francia obliga a los trabajadores a no atender los correos electrónicos laborales después de su jornada diaria de trabajo, para permitirles descansar realmente.


Hoy en día es lo más normal del mundo recibir correos electrónicos de nuestros compañeros de trabajo, jefes y empleadores constantemente, sin importar si eso es en medio de nuestra jornada laboral, o en medio de nuestra cena, o un día de descanso. El móvil nunca deja de sonar y los correos no se detienen lo que para muchos significa que realmente el trabajador "nunca desconecta" de su trabajo, por lo que en Francia los sindicatos se han unido y han buscado una solución.

La medida busca que los empleados no estén ligados a su trabajo las 24 horas al día, 7 días a la semanaComo reportan en The Guardian, en Francia un nuevo acuerdo entre empleadores y sindicatos del país ha logrado crear una modificación que les obliga a no responder correos electrónicos laborales después de salir de trabajar, además de también prohibir a los empleadores que presionen a sus trabajadores para que respondan y atiendan a sus mensajes fuera de horario de oficina.

Una medida más que curiosa pero con mucho sentido dado que, como comenté inicialmente, la mayoría de empleados de infinidad de profesiones se han hecho adictos al trabajo y la presión de responder cualquier mensaje o correo laboral es enorme, por lo que todos hemos visto a alguien (o hemos sido ese alguien) respondiendo un e-mail o mensaje en medio de una cena, fiesta o en plena película en el cine.

Por supuesto, la medida afectará a muchas compañías y empleados en el sector de la tecnología, o los medios, cuyas jornadas prácticamente nunca se detienen dado que la información debe ser instantánea.The Guardian recuerda que en el 2013 se le obligó a Apple en Francia que no podía hacer que sus empleados de tiendas Apple Store se quedaran más allá de la hora de cierre, y las juntas de Facebook y Google en el país no están muy felices con la prohibición.

Pero de cualquier forma la medida tiene más que sentido ya que todos en algún momento necesitamos desconectar, solo que en Francia ahora será ley hacerlo.