BlackBerry pudo haber tenido a Justin Bieber como rostro

 

El apoyo del artista canadiense fue desechado por el área de Marketing de la empresa por ser "una moda" que "no duraría".

El momento actual que pasa BlackBerry es preocupante desde muchos puntos de vista, pero esto no siempre fue así. BlackBerry tuvo un momento de gloria que pareció desvanecerse con la salida del iPhone y los cambios que introdujo respecto de la forma en que los usuarios se relacionaban con sus teléfonos cada-vez-más-inteligentes. Lazaridis y Balsillie, CEOs de la compañía en ese momento, tenían confianza en su producto y en que su forma de hacer las cosas era la correcta. Tenían un producto que se vendía solo.

Pero la realidad cambiaba y las ventas bajaban notablemente. En esa época la dirección de Marketing de la compañía comenzaba a expandir el plan de embajadores a nivel mundial usando a rostros de la farándula mundial y artistas en mediáticos usuarios de equipos BlackBerry para así atraer atención y transformar eso en ventas. Algo que otras marcas también hacen.

Y es que más de alguien se preguntó en su momento respecto del criterio usado para elegir cuál era la celebridad que se asociaría a la marca... Por ejemplo, ¿por qué no intentar convertir a exitosos artistas canadienses como Celine Dion Justin Bieber en embajadores de la marca?

El tema es que, al parecer, sí hubo un acercamiento en su momento. La empresa canadiense -- en ese momento RIM -- tuvo la opción de poner entre sus embajadores a la hoy súper estrella juvenil cuando su carrera comenzaba a tomar vuelo.

Así lo recuerda Vincent Washington, el Gerente de desarrollo de negocios de RIM entre 2001 y 2011, en una excelente nota de Bloomberg que recoge los testimonios de muchos empleados y personas que estuvieron en la canadiense en algún periodo de tiempo en su periodo de apogeo y luego en su caída.

Cuenta la historia que en 2009 Justin Bieber pedía USD $200.000 y 20 equipos para convertirse en embajador de la marca a nivel mundial. A todas luces, un gasto marginal respecto a lo que podría costar hoy su apoyo a una marca. Los que presentaron esto a la empresa aseguraban que este promisorio joven local podía encantar a numerosos seguidores. Entre risas, esto fue rechazado por la plana gerencial asegurando que este chico "era una moda" y que "no duraría".

-- "¡Este chico podría llegar a vivir más que RIM!", dijo Washington.

Todos los ejecutivos rieron. De hecho, prácticamente los sacaron de la sala de reuniones al intentar insistir en la gran oportunidad que tenían entre manos.

Hoy en día BlackBerry -- la empresa antes conocida como RIM -- reformula su negocio con un nuevo CEO, una nueva dirección, cambios profundos y una inversión de 1000 millones de dólares que intenta enmendar el rumbo que le ha llevado a tener incluso una virtual "presencia cero" en algunos mercados relevantes. Su acción cuesta el 50% de lo que costaba el año pasado, empinándose apenas sobre los USD $6.

Mientras tanto, la "moda" que "no duraría" es -- discutiblemente -- uno de los artistas más reconocidos entre el público adolescente a nivel mundial, moviendo masas devotas y ganando una cantidad absurda de dinero en ventas y publicidad cada año. Justin Bieber igualmente comentaba hasta hace algunos años sobre lo mucho que le gustaba su equipo de manufactura canadiense, porque en verdad era así. Hoy usa otro equipo.

¿Una nueva muestra de la grosera soberbia y falta de visión de la siempre cuestionada área de Marketing de BlackBerry? Dicen que el que ríe al último...

Link: Bloomberg